Boleto a $ 18, en estas condiciones ¿ para qué?


Foto: Subrayado

Una de las propuestas o la propuesta caballito de batalla de un sector de la oposición a la Intendencia de Municipal de Montevideo, la del Partido Colorado dentro del Partido de la Concertación (que dicho sea de paso, lo que menos le hace honor es al nombre, pero ser{ia tema para otros post), con el candidato Ricardo Rachetti, es la de bajar el boleto a $ 18.00, propuesta nada novedosa por cierto, ya que en 1989, fue caballito de batalla del actual Presidente de la República, Dr. Tabaré Vazquez en aquella campaña. El otro tema "actual", es el de la limpieza, que también lo fue campaña en 1989.

 

Los temas que han surgido ahora , además de esos repetidos, son varios. En concreto ésta ha sido una campaña pauperrima con declaraciones absurdas y agravios tontos de un lado y otro. Destaco la seriedad de Daniel Martínez y Edgardo Novick, que ojala que tengan el premio de ser quienes más adeptos levanten en su sector.  

De todos los temas que se tratataron, voy al del precio del boleto. En aquel momento, la campaña de Tabaré tuvo un gran impacto, pero esta vez, la de Rachetti, no. Me podrán decir que el FA era una fuerza emergente y que venía creciendo en 1989, mientras que el Partido Colorado, viene en picada acelerada, es cierto, pero para mi, como viene pasando muy seguido últimamente, el Partido Colorado le erra al bizcochaso en la lectura de la realidad, con esta propuesta. 

Imaginemos que Rachetti gana y el boleto pasa a valer $ 18.00 porque las empresas son generosas y además dejan de lado utilidades sin bajar salarios o reducir personal. Imaginemos que si. Tomando 2 boletos por día, para ir a trabajar 6 días a la semana, una persona estaría tomando unos 50 boletos y ahora se ahorraría unos $ 300. Lo que vale una entrada a la Amsterdam más o menos.

¿Vale la pena cambiar un voto por una entrada a la Amsterdam o Colombes por mes? A juzgar por las encuestas, no.  Yo no tengo ningún sondeo de opinión  para fundamentar lo que voy a decir: tengo la sensación de que si agarras a 1000 usuarios de ómnibus y le pones por orden de prioridad: el precio del boleto, aire acondicionado, frecuencia y limpieza, seguro que le gustaría priorizar las otras cosas al precio, por lo que una eventual baja del boleto, implicaría menos recursos para esas cosas, por lo que ese ahorro de una entrada a la Amsterdam, implicaría viajar 50 veces por mes, en un lugar mucho más incomodo aún o con menos frecuencias. 

Considero que la única forma real, que se puede bajar el boleto en Uruguay, es a través de dos cosas que no van a pasar. Primero, que baje el precio combustible, a través de la des-monoplización de Ancap y segundo, que las empresas que existen y que tienen la cancha armada, tengan que competir entre si de otra forma o con otras nuevas empresas que presionen el boleto a la baja, lo cual tampoco va a pasar, porque el lobby sería muy fuerte de parte de quienes tienen el oligopolio del mercado.  

El sentido común y la evidencia, dice que los monopolios u oligopolios, presionan los precios al alza y la calidad de los servicios a estancarse o evolucionar lentamente. ¿Quién va a mejorar la calidad del servicio, invertir  en aire acondicionado en los ómnibus si el precio es fijo y esas inversiones restan utilidad? Mientras que la competencia presiona los precios a la baja y los servicios a mejorar más rapidamente que ante la ausencia de ella. El precio de cualquier cosa, es la intersección de la curva de oferta y demanda. La forma de bajar el precio, es aumentando la oferta , ya que la demanda es más o menos la misma en Uruguay. A igual oferta y demanda, es díficil que baje el precio.

Además, el precio del combustible está regido en Uruguay por reglas monopólicas y el servicio de transporte, bajo oligopolios, donde las empresas ya tienen la cancha diagramada. Casi como entrar a un campeonato, con un cuadro que juega con 11 jugadores y tiene permitido jugar por toda la cancha y los otros juegan con 9, 8 y 7 jugadores y además no pueden jugar en tal o cual sector de la cancha y además no pueden entrar otros cuadros al campeonato. Siempre va a ganar el mismo sin esforzarse mucho en mejorar, por lo tanto, el campeonato sería aburrido. 

Bueno, eso mismo pasa con los servicios de transporte y otros  más de carácter masivo en Uruguay en general, salvo excepciones. Hace 25 años (y más) que estamos perdiendo el tiempo con estas propuestas, que la lógica dice que no van a pasar si no cambian las otras variables o que podrían pasar de manera pasajera, sacrificando calidad de servicios o aumentando la necesidad de recaudar para subsidiar a las empresas por la baja, lo que en ambos casos, implicaría quitarle comodidades o plata a quién se pretende beneficiar, por lo que seguramente estaremos en el 2040 hablando de si el boleto pasa de $ 70 a $ 65 y creyendo que depende de las urnas, pero que en realidad, va contra la evidencia a lo largo y ancho de la historia del Uruguay y del Mundo.
 
Con la tecnología de Blogger.