.
Mostrando entradas con la etiqueta Política. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Política. Mostrar todas las entradas

El Fracaso del Estado Paternalista en Uruguay II


Habíamos visto en una primera entrega, como aquel Uruguay que era uno de los PBI/capita mas altos del mundo, bajo un Estado liberal, habia girado a un estado mas participativo, iniciando desde el Siglo XX, una lenta y prolongada decadencia. 

En 1947, a partir de la muerte de Tomas Berreta, Luis Batlle Berres asume la presidencia de la República, para llevar adelante, la etapa que se conoce como "neobatllismo" o "segundo Batllismo", en donde se afianzo el anhelo de “Estado Industrial” e introdujo el modelo ISI (Industria de Sustitucion de Importaciones), que básicamente consiste en, a través de barreras arancelarias, frenar las importaciones del exterior, para fomentar las industrias locales. Este modelo ha fracasado siempre. Solo le sirve a los empresarios prebendarios, a los políticos, a los sindicalistas y algunos trabajadores, con la excusa de darle trabajo a un grupo de ellos, se perjudica a la enorme mayoría haciéndoles pagar por productos, el doble, triple o mas de lo que valdrían importados, haciendo disminuir la capacidad de ahorro del consumidor y derivando por ello, en perjudicar a otros rubros de industrias que ven encarecidos sus costos y mermadas sus ventas.  

Las ideas que llevo adelante Luis Batlle Berres, dieron lugar a  fortalecer esos paquidermos que atrasan a Uruguay hasta hoy como lo fueron AMDET, ILPE, la nefasta Pluna, que hicieron perder millones a los uruguayos o como lo es la mas nefasta aun ANCAP, de las pocas empresas petroleras del mundo que pierde dinero, aún gozando de un monopolio legal . Sus ideas, fueron muy parecidas a las que tienen actuales gobernantes del Frente Amplio y son de las que hacen gran parte del clientelismo electoral del partido de gobierno, por lo que a veces uno se pregunta, cada vez que lo homenajean a Batlle Berres, no debería ser el Frente Amplio que lo haga y no, el Partido Colorado.



El discurso que dio Luis Batlle Berres al año de haber asumido como Presidente de la República, muestra su preferencia por el estatismo y su rechazo a la iniciativa privada y la libertad de comercio.

Decía Batlle Berres que había que hacer “ legislación amplia que atienda a los que sufren, aunque para ello tenga que quitar a los que tengan demasiado”, una frase que se parece mucho al “que paguen más los que tienen más” del Dr.Tabaré Vázquez, base moral del IRPF.

Continúa su discurso afirmando que “no estamos viviendo momentos de pobreza y penuria de los ricos, que cada día pretenden ser más ricos, sino que podemos estar viviendo dificultades de los pobres y es a ellos que debemos atender”, argumentos casi idénticos a los esgrimidos por el Frente Amplio para justificar sus “políticas sociales”, con nombres hermosos, pero carentes de resultados.

Pero lo más grave es su concepto sobre la libertad económica y el rol del empresario. Rechaza el libre mercado al que pretende sustituir por una “economía ordenada”, criticando a los que “reclaman libertad total de comerciar y producir (lo que) provoca protestas de las grandes masas que no se creen bien atendidas”.

Y además cree que es su “obligación constante …de vigilar la producción, precios y comercialización por parte del gobierno “del precio de la papa, del arroz, de la harina, del trigo …”, nada distinto a las políticas de precios maximos del Kirchenrismo en Argentina, que no contienen en nada la inflación y lo que ocurre en Venezuela con las consecuencias de escaces y miseria en ese pais.

Sin dudas que las ideas del batllismo triunfaron en Uruguay. No es de recibo las excusas de quienes lo veneran, justificándolo como "hombre de la época". En esa época y en anteriores, también existían las ideas de libertad de comercio, que habían traído prosperidad al Uruguay, a ser una tierra elegida por inmigrantes pero fueron dejadas de lado, para crear un Estado pesado, clientelista e insaciable y que nunca puede reducir los niveles de pobreza, mas allá de como las dibujen en las estadísticas, de ciclos mejores que otros, pero siempre en decadencia respecto al primer mundo, creando por un lado que los jóvenes pretendan en su mayoría ser empleados estatales, antes de emprender algo y una clase de empresarios prebendarios, preocupados en conseguir subsidios apoyando la candidatura de algún político o en fijar altos aranceles para “defender” sus pésimos productos, que en mejorar la calidad de los mismos y salir a venderlos al mundo. y para muestra de ello, es como a fines de 1953 (para poner fin a un conflicto sindical provocado por unos despidos en una empresa textil que había comprado maquinaria nueva), se prohibió la importación de maquinaria sin la previa autorización del Consejo de Gobierno, con el objetivo de “mantener las fuentes de trabajo”. Hoy, la Intendencia de Montevideo, el sindicato del taxi y los empresarios prebendarios que revolotean a su alrededor, quisieron prohibir el uso de Uber y de Easy Taxy bajo argumentos similares.

Como ven, todos los problemas que vemos hoy, vienen de mucho tiempo atras y tienen su genesis, en el desquiciado Estado Paternalista creado por el Primer Batllismo y reforzado por el Segundo Batllismo o el Neobatllismo.


Asi es  como el filosofo, periodista y economista estado unidense, Henry Hazlitt*, analizaba en 1969, a  Uruguay, como el Estado Benevolente Enloquecido. He aqui los extractos mas jugosos, para ver como problemas que hoy son de medio siglo, aun estan sin solucion.  En Junio de 2018, el Senador Frenteamplista Charles Carrera declaro (Ver Link) , que los problemas de Uruguay, vienen desde 1930, desde el Batllismo, compartimos lo dicho, solo que Carrera y los frente amplistas, creen que los problemas fueron por falta de Estado. Henry Hazlitt sin embargo, en 1969 advertia el inmenso Estado, el cual fue creciendo hasta cuando asumio en el poder en el Frente Amplio, con algun grado menor de bola de nieve en los gobiernos democraticos anteriores al FA, pero en un proceso de crecimiento. 


«El ejemplo más dramático de un país innecesariamente arruinado por una economía paternalista es Uruguay. He aquí a un país solo una tercera parte más grande que el estado de Wisconsin en los Estados Unidos, y con una población de casi 3 millones. Sin embargo, esa población es de predominante origen europeo, con un grado de alfabetización que se estima en cerca de 90 por ciento. Este país, alguna vez, se distinguió entre las naciones de América Latina por su alto nivel de vida y buena administración».

«Lo que tanto desanima del ejemplo de Uruguay es, no sólo que sus programas paternalistas persistieron, sino que se extremaron, a pesar de los muchos desastres que produjeron. Esta historia parece tan increíble que, en lugar de decirlo con mis propias palabras, prefiero presentarlo como una serie de impresiones, tomadas por observadores que han presenciado el caso a través de los últimos años».

«Ningún político puede esperar lograr una mayoría de votos promoviendo austeridad, trabajo intenso o cualquier sacrificio que implique la pérdida de sólo algunas de las «ventajas» del estado benevolente». **

«Me gustaría hacer aquí una pausa para hacer énfasis en este último párrafo, pues ilustra lo que quizá es el aspecto más fatal del estado paternalista en cualquier parte. Este es el que dice que una vez que un subsidio, pensión o pago de beneficio se extiende a un grupo, es inmediatamente considerado como «derecho». Y sin importar la crisis que afronta el presupuesto o la moneda, resulta «políticamente imposible» descontinuar o reducirlo. Encontraremos que esto se repite en las impresiones de Uruguay».

«Los incontables gastos del super estado benevolente (donde casi una quinta parte de la población depende de salarios del gobierno) y los ingresos inciertos de la economía ganadera y agrícola han dejado sus huellas. Hoy, Uruguay está bajo una severa presión financiera y fiscal».

«En muchas oficinas gubernamentales hay el doble de empleados públicos que de escritorios y sillas. La maña es llegar temprano al empleo para no tener que estar de pie durante las 4 a 6 horas de trabajo de que gozan los burócratas uruguayos».

«Es bastante común que empleados del gobierno se retiren, con goce de su último salario, a la edad de 45 años. Es igualmente común el percibir una pensión mientras se sostiene otro empleo, o tener empleo mientras se le paga salario por desempleo. Estos son algunos de los hechos de la vida en Uruguay una nación enloque­cida por el estado benefactor».

«Entre 40 y 45 por ciento de los 2.6 millones de personas en esta (en una lejana época) próspera nación, dependen, hoy en día, del gobierno para su mantenimiento total. Estos incluyen pensionistas jóvenes que no tienen problema alguno en ver que sus patrones los encuentren sobrando" en el trabajo y por lo tanto los despidan, de esa manera calificándose para grandes beneficios de retiro».

«Para mantener su imagen, el gobierno ha aumentado sus gastos, ha imprimido más dinero en billetes, y muy generosamente ha emitido grandes alzas de salarios, algunas tan altas que llegan a ser de 60 por ciento al año».

«Cuarenta por ciento del elemento laboral es empleado por el gobierno. Partidos políticos compiten para expandir una burocracia, ridículamente superpoblada, que sólo trabaja la semana de 30 horas».  

Recientemente, hubo una polémica entre el columnista Darwin Desbocatti y el ex Presidente Dr. Julio Maria Sanguinetti, en donde coincidimos con las apreciaciones de Darwin, en las que critico el Estado Industrial introducido por Luis Batlle Berres. Es imperdible esta polemica y mas alla de la investidura del Doctor Sanguinetti, creemos que los logros que le adjudica al Estado Industrial Batllista, son pocos, al lado de los perjuicios y de la falta de oportunidades. 



En una ultima parte, analizaremos, los tiempos mas modernos, cuando a partir del primer gobierno post-dictadura, Uruguay pudo tomar otro camino, pero prefirió, al influjo del Partido Colorado, ratificar el rumbo estatista, que dio pie a la tercera etapa de este proceso, que es el periodo del Frente Amplio, que para muchos, es una re-fundación del Uruguay y que para nosotros, es una tercera etapa del batllismo. 


Fuentes consultadas:
Wikipedia.
Blog Personal de Guillermo Sicardi 
http://webdehistoria.blogspot.com/

(28 de noviembre de 1894-9 de julio de 1993)1​ fue un filósofo y economista liberal estadounidense, y periodista del The Wall Street Journal, el New York Times, Newsweek y The American Mercury, entre otras publicaciones. Se le reconoce a Hazlitt el haber llevado la Escuela Austríaca de Economía a las audiencias de habla inglesa. Aqui el texto completo de "Uruguay, Estado Benevolente enloquecido"

** Hoy también. 


Mi propuesta para la Intendencia de Montevideo



En esta semana, el candidato por el Partido de la Gente, Edgardo Novick, lanzo una novedosa, al menos para Uruguay, forma de seleccionar los candidatos a las distintas Intendencias, donde los candidatos serán seleccionados a través de tres consultoras, buscando la ideonedad de los mismos.

Digo novedoso para Uruguay, porque lo que se estila, es que las personas de importancia en los distintos partidos, lanzan al candidato, por razones que van mayormente por habilidades o criterios politicos y a veces ni eso, sino por amiguismo, dandosele poca o nula importancia, a la idoneidad. 

Esto no ocurre en países como Nueva Zelanda, donde las cosas funcionan de otro modo, ya que a través de las leyes del State Sector Act de 1988 y la Public Finance Act de 1989, se establecen las condiciones y requisitos para ejercer la función pública y cómo serán seleccionados y evaluados sus jerarcas y en donde establecieron un sistema de evaluación del desempeño donde pesa enormemente la figura del chief executive, una suerte de gerente general que es elegido por empresas de selección de profesionales y evaluado por el logro de objetivos y el desarrollo de competencias actitudinales.

Este Chief Executive,  es el responsable de ejecutar las políticas definidas a nivel del Poder Ejecutivo y de cada Ministerio y  procesos de mejora organizacional e innovación, bajo la consigna From good to great (de bueno a excelente)



Los candidatos son evaluados por su currículum, estudios, experiencia,
habilidades y competencias. Tienen que pasar por una batería de entrevistas,
tests y someterse a resolver casos prácticos para determinar si están realmente
preparados para asumir ese puesto. 

Uruguay está a años luz de aplicar algo parecido. No lo hace ninguna repartición pública; ni del gobierno central, ni de los gobiernos departamentales y tampoco lo hacen las empresas públicas (tal vez con alguna excepción).
Podrán decir que ellos son anglosajones y nosotros latinos, "aca siempre se hizo así,"acá la idiosincrasia es distinta", "acá las cosas funcionan de modo donde prevalece lo político", "no vengan con modelos de otros países" , etc etc etc , pero hasta 1984, Nueva Zelanda era un país parecido a Uruguay, con mucha burocracia, sino vean el link. Hubo un momento que dijeron "no va mas" y hoy son lo que son. 

Algo parecido ocurrió en Chile. En Irlanda, Estonia, Singapur y puedo seguir con ejemplos de países que de un momento a otro, empezaron a hacer las cosas distintas y mejoraron radicalmente. Algunos como Nueva Zelanda, nos trplican el PBI per capita, siendo apenas 4 millones de personas y estando en una posición geográfica bastante desventajosa.

Alguien puede pensar que esos países cambiaron apelando a su idiosincrasia de siempre o un día cambiaron la forma de hacer las cosas de décadas? Ya no hablo de modelos de país como hicieron ellos, donde la ideología y un montón de variables son mas difíciles de cambiar. Estamos hablando, al menos en este caso, para administrar departamentos, algunos con 25.000 personas, cobrar Tributos y levantar 4 bolsas de basura.  ¿Que es lo que impide a hacer lo mismo o ir en una dirección parecida a Uruguay?
En el mejor de los casos, aunque difícilmente el Partido de la Gente, gane una Intendencia ahora mismo, puede que de todo esto, arrime gente y se conozcan valores para la política, que de la forma del amiguismo y del caudillismo, no se hubieran arrimado. 
Desde mi punto de vista, la Intendencia de Montevideo y me animo a decir todas, deben revisar cuales son sus objetivos de existencia o al menos, apuntar a los mas básicos para los que están y que la mayoría no cumple, por desviarse de los mismos y por abarcar cosas que ya de por si cubre o debería hacerlo el Estado Nacional y ni que hablar, que deberían ser encarados con esos objetivos y no como lo son ahora, una plataforma para lanzarse en la política.
La IMM (y casi todas) destina entre alrededor de un 50% para pagar sueldos y apenas un 15% para obras. No hay forma de que hayan obras importantes y limpieza con ésta ecuación. Ni Bill Gates, Ni Steve Jobs, ni Fayol, podrían hacer magia.  
Acá mando mis propuestas de cambio, que se deberían hacer. En realidad, no debería se un cambio, sino que las Municipalidades se dediquen a las cosas básicas para las que fueron creadas, que bastante mal las hacen, en vez de asumir otras tareas, , con fines clientelistas,  que corresponden al Estado Nacional.



Limpieza: A llevarse a cabo por empresas privadas contratadas para ello, con un diagrama por barrios a determinar.  

Transporte Público: Llamado a interesados para brindar el transporte de ómnibus y taxis, eliminando los monopolios u oligopolios existentes. 
Eliminar todo tipo de subsidios y participación en la fijación de los precios, quedando en régimen de competencia entre las empresas.  

Tributos: Mantener únicamente la Contribución Inmobiliaria y la patente de vehículos para recaudar fondos para el siguiente punto. 

Servicios a brindar por la Intendencia: Mantenimiento de calles y avenidas, alumbrado público, mantenimiento de espacios públicos, como plazas, parques, árboles, servicios a brindar en acuerdos y participación de representantes barriales. 

Trámites: Informatizar todos los trámites municipales de tal modo que no sea necesario, salvo alguna excepción concurrir a las instalaciones de la Intendencia a realizarlos.

Vehículos: Eliminar todo tipo de multas, modificándolo por un sistema de puntos a la libreta de conducir, con quita de los mismos mediante un sistema a determinar, que puede llegar al retiro definitivo de la libreta de conducir si se acumulan. Eliminar todo estacionamiento tarifado en las calles céntricas.

Personal: Deberia no reponerse al personal que va jubilandose o abandonando la misma, de manera de no necesitar nuevas cargas fiscales y tener margen para realizar obras y dar los servicios públicos escenciales.  

Si estas de acuerdo o no, te espero en @rosbelian de Twitter y lo hablamos.

Fuentes Consultadas: Guillermo Sicardi


El Fracaso del Estado Paternalista en Uruguay: Genesis



En un ciclo de tres partes, buscaremos analizar las causas por las que consideramos que Uruguay, pese a ciclos económicos favorables, no llega a despegar y convertirse en lo que fue alguna vez.

Para ello es bueno ver como era la situación del país en el Siglo XIX y nos encontramos con un Estado de corte netamente Liberal a partir de la Constitución de 1830 y  a través de por ejemplo, La Ley Masini que liberó el mercado financiero, la Ley Villalba que estableció la libertad bancaria, se bajaron los aranceles, y se alentó la inversión privada. 

Los textos universitarios, los académicos, los políticos, basaban sus ideas en el liberalismo.

La férrea defensa del orismo y el rechazo a los monopolios legales son ejemplos de la institucionalidad que se construyó, lo cual constituyo a Uruguay en una tierra de oportunidades para inmigrantes , encontrándose Uruguay entre las de mayor PBI per Capita del mundo. 




Sin embargo, desde el golpe de Estado de 1875 y acentuado en el Siglo XX , Uruguay decide dejar de lado esos principios que lo habían hecho una nación prospera, para abrazar las ideas del Estado protector, que le fueron marcando una decadencia, lenta y paulatina. De ser uno de los 10 paises con mas PBI per capita del mundo, a lo largo de un siglo y medio, paso al puesto 58. De ser un país de oportunidades para inmigrantes, paso a tener dos grandes anhelos para el uruguayo hoy en día: ser empleado publico o irse.  Lo peor de esta cultura estatista, que la mayoría de la población, lejos de asignarle a los males, a la excesiva presencia del Estado, los asigna a la ausencia del mismo, todo esto inducido por quienes viven del mismo, que han hecho creer, a lo largo de la historia, lo imprescindible de ellos y que lo analizamos mas profundamente aquí.




Entonces, veamos las reformas introducidas por Jose Batlle y Ordóñez, durante su segunda presidencia, periodo conocido comúnmente como "Primer Batllismo" y que según quienes defienden al Batllismo, lo consideran como el Batllismo puro, original y el bueno, diferenciandolo del segundo (como si el segundo no tuviera matriz ideológica en el primero)



Actividad económica del Estado

El principio ideológico era que los servicios públicos esenciales debían estar en manos del Estado, ya que éste era el organismo representativo de la sociedad, es decir, de todas las clases sociales, y estaba por encima de sus disputas. El Estado debía intervenir donde el capital privado fuera indeciso o temiera perder dinero, porque no estaba guiado por el afán de lucro sino de servicio público; el Estado debía sustituir a las empresas extranjeras que se llevaban la ganancia fuera de fronteras debilitando así el país, creando mounstros que hasta hoy día soporta el contribuyente uruguayo, bajo falacias como "Cada uruguayo tiene un banco", cuando no tiene ningún banco, ninguna empresa ni nada, solo banca las perdidas de ellas, en beneficio de los políticos y empleados públicos de turno.

- Estabilización en 1911 del Banco de la República Oriental del Uruguay
Estabilización en 1913, del Banco Hipotecario del Uruguay
- Creación en 1911 del Banco de Seguros del Estado 
- Creación en 1915 la Administración de Ferrocarriles del Estado 

Fíjense que Uruguay un siglo después, estuvo buscando inversores chinos para que vengan a invertir y hacerse cargo de AFE, lo que demuestra de lo malo que fue nacionalizar lo que ya había, que nos hacen un siglo después, buscar lo que ya teníamos.


Foto: Observador

La creación de estos primeros paquidermos, fue pie fundamental para  iniciar una cultura estatista y un sueño de empleo publico como deseo del uruguayo medio hasta hoy día, creando empresas ineficientes la mayor parte del tiempo o cuando dan resultados económicos, lejos de recaer en el usuario en reducción de tarifas , simplemente va a Rentas Generales, para tapar agujeros de despilfarros de algún otro ente.

Para muestra basta un botón. La revista PRO-Universitarios publicó recientemente un estudio sobre el Perfil del Universitario uruguayo, con la asistencia técnica de Grupo Radar, en donde, cuando se les pregunta cuáles serían sus empresas favoritas para trabajar. La lista la encabeza Antel, el BPS, el BROU, Intendencia de Montevideo y luego continúa con Ferrere, MIDES, DGI, UDELAR, UTE y Montevideo Refrescos. De estas diez empresas, ocho son organismos estatales.
En el año 2010 el Banco Santander convocó al Primer Concurso de Emprendedores Universitarios. Había que presentar solamente un proyecto o idea de negocios. Grupos de hasta tres miembros, donde uno sólo tenía que ser estudiante universitario, tanto de universidades públicas como privadas. Se presentaron solamente 53 proyectos, de los cuales 15 cumplían con todos los requisitos.

Ese mismo año 2010 hubo un llamado para cubrir un cargo para mozo en el Palacio Legislativo, se presentaron 170.000 candidatos. Algo similar ocurre en cada llamado de la Intendencia de Montevideo. O sea, tenemos 53 emprendedores por cada 170.000 que aspiran a servir un café en el Palacio Legislativo. Exime de mayores comentarios, las consecuencias de esta cultura.

En una segunda parte de este informe, veremos los resultados de la profundización, que es a partir de la asunción de Luis Batlle Berres, en el periodo llamado como "Segundo Batllismo" o "Neobatllismo", donde se inicia el rumbo a la locura de un Estado enorme, indomable, hasta hoy.

Fuentes Consultadas: Wikipedia, Hernan Bonilla, Guillermo Sicardi. 
http://www.ggdc.net/maddison/maddison-project/data.htm

Boleto a $ 18, en estas condiciones ¿ para qué?


Foto: Subrayado

Una de las propuestas o la propuesta caballito de batalla de un sector de la oposición a la Intendencia de Municipal de Montevideo, la del Partido Colorado dentro del Partido de la Concertación (que dicho sea de paso, lo que menos le hace honor es al nombre, pero ser{ia tema para otros post), con el candidato Ricardo Rachetti, es la de bajar el boleto a $ 18.00, propuesta nada novedosa por cierto, ya que en 1989, fue caballito de batalla del actual Presidente de la República, Dr. Tabaré Vazquez en aquella campaña. El otro tema "actual", es el de la limpieza, que también lo fue campaña en 1989.

 

Los temas que han surgido ahora , además de esos repetidos, son varios. En concreto ésta ha sido una campaña pauperrima con declaraciones absurdas y agravios tontos de un lado y otro. Destaco la seriedad de Daniel Martínez y Edgardo Novick, que ojala que tengan el premio de ser quienes más adeptos levanten en su sector.  

De todos los temas que se tratataron, voy al del precio del boleto. En aquel momento, la campaña de Tabaré tuvo un gran impacto, pero esta vez, la de Rachetti, no. Me podrán decir que el FA era una fuerza emergente y que venía creciendo en 1989, mientras que el Partido Colorado, viene en picada acelerada, es cierto, pero para mi, como viene pasando muy seguido últimamente, el Partido Colorado le erra al bizcochaso en la lectura de la realidad, con esta propuesta. 

Imaginemos que Rachetti gana y el boleto pasa a valer $ 18.00 porque las empresas son generosas y además dejan de lado utilidades sin bajar salarios o reducir personal. Imaginemos que si. Tomando 2 boletos por día, para ir a trabajar 6 días a la semana, una persona estaría tomando unos 50 boletos y ahora se ahorraría unos $ 300. Lo que vale una entrada a la Amsterdam más o menos.

¿Vale la pena cambiar un voto por una entrada a la Amsterdam o Colombes por mes? A juzgar por las encuestas, no.  Yo no tengo ningún sondeo de opinión  para fundamentar lo que voy a decir: tengo la sensación de que si agarras a 1000 usuarios de ómnibus y le pones por orden de prioridad: el precio del boleto, aire acondicionado, frecuencia y limpieza, seguro que le gustaría priorizar las otras cosas al precio, por lo que una eventual baja del boleto, implicaría menos recursos para esas cosas, por lo que ese ahorro de una entrada a la Amsterdam, implicaría viajar 50 veces por mes, en un lugar mucho más incomodo aún o con menos frecuencias. 

Considero que la única forma real, que se puede bajar el boleto en Uruguay, es a través de dos cosas que no van a pasar. Primero, que baje el precio combustible, a través de la des-monoplización de Ancap y segundo, que las empresas que existen y que tienen la cancha armada, tengan que competir entre si de otra forma o con otras nuevas empresas que presionen el boleto a la baja, lo cual tampoco va a pasar, porque el lobby sería muy fuerte de parte de quienes tienen el oligopolio del mercado.  

El sentido común y la evidencia, dice que los monopolios u oligopolios, presionan los precios al alza y la calidad de los servicios a estancarse o evolucionar lentamente. ¿Quién va a mejorar la calidad del servicio, invertir  en aire acondicionado en los ómnibus si el precio es fijo y esas inversiones restan utilidad? Mientras que la competencia presiona los precios a la baja y los servicios a mejorar más rapidamente que ante la ausencia de ella. El precio de cualquier cosa, es la intersección de la curva de oferta y demanda. La forma de bajar el precio, es aumentando la oferta , ya que la demanda es más o menos la misma en Uruguay. A igual oferta y demanda, es díficil que baje el precio.

Además, el precio del combustible está regido en Uruguay por reglas monopólicas y el servicio de transporte, bajo oligopolios, donde las empresas ya tienen la cancha diagramada. Casi como entrar a un campeonato, con un cuadro que juega con 11 jugadores y tiene permitido jugar por toda la cancha y los otros juegan con 9, 8 y 7 jugadores y además no pueden jugar en tal o cual sector de la cancha y además no pueden entrar otros cuadros al campeonato. Siempre va a ganar el mismo sin esforzarse mucho en mejorar, por lo tanto, el campeonato sería aburrido. 

Bueno, eso mismo pasa con los servicios de transporte y otros  más de carácter masivo en Uruguay en general, salvo excepciones. Hace 25 años (y más) que estamos perdiendo el tiempo con estas propuestas, que la lógica dice que no van a pasar si no cambian las otras variables o que podrían pasar de manera pasajera, sacrificando calidad de servicios o aumentando la necesidad de recaudar para subsidiar a las empresas por la baja, lo que en ambos casos, implicaría quitarle comodidades o plata a quién se pretende beneficiar, por lo que seguramente estaremos en el 2040 hablando de si el boleto pasa de $ 70 a $ 65 y creyendo que depende de las urnas, pero que en realidad, va contra la evidencia a lo largo y ancho de la historia del Uruguay y del Mundo.
 

Por más Teleton y menos solidaridad publica forzada



Los pasados 12 y 13 de Diciembre del 2014, se desarrollo la Teletón en nuestro país.

La Teletón Uruguay es un evento benéfico televisivo donde las señales de aire uruguayas se unen durante un poco mas de 24 horas seguidas ,  para ayudar a los niños uruguayos con discapacidad, a la que se  suman la mayoría de las señales de cable y transmisoras de radio. La Teletón tiene como objetivo el funcionamiento y mantenimiento de dos Centros de Rehabilitación Infantil, ubicados en Montevideo, y Fray Bentos. Desde ese mismo año la Fundación Teletón Uruguay es miembro de la Organización Internacional de Teletones (ORITEL).

En Uruguay se viene haciendo desde el 2003 y la recaudación de la misma ha ido creciendo y se multiplico diez veces prácticamente desde la primera, donde se recaudo casi 15 millones de pesos uruguayos (unos 525.000 dólares de aquel momento) a la del 2014 donde se recaudo casi 119 millones de pesos uruguayos (un poco mas de 5 millones de dólares al valor del dólar hoy).

Con los aportes de los individuos, empresas, con la participación de los canales, periodistas de fuste, aportes de jugadores de futbol de los más importantes, etc. etc. y un larga lista de etcéteras, la Teletón juntó algo así como 5 millones de dólares en el 2014. Esta cifra es ínfima al lado de lo que le hace perder el Estado a los uruguayos con Pluna, Ancap, Antel, etc. etc. etc.  pero muestra que los mismos individuos, que se niegan a pagar impuestos o protestan por ello y se les acusa de falta de solidaridad, aportan libremente aquí y la razón es sencilla de entender, aquí saben que los fondos no caen en barril sin fondo, sino que sirven para ayudar personas que realmente necesitan y no con fines políticos como pasa con la mayoría de las instituciones de solidaridad creadas por el Estado y ni hablar de todas las ineficiencias en el gasto publico.
 



Según la RAE, solidaridad es  1. f. Adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros.
Que causa pueden tener personas que no tienen ninguna discapacidad para que recibir ayuda del Estado y rechazar ofertas laborales , reconocido esto por los propios impulsores de esos planes que buscan la inserción de personas que fueron desplazadas por la crisis del 2002, cuando ya pasaron 12 años y cuando hay posibilidades de trabajar o para tapar agujeros por errores burocráticos, para pagar sueldos desproporcionados para la enorme cantidad de empleos públicos que hay , que motivación puede tener cualquier individuo contribuyente para aportar para eso?

En cambio las personas con discapacidad si tienen una causa, a esos el Estado no los ayuda directamente y es poder salir de ella y valerse por si mismos, por lo que la gente aporta gustosamente, aun cuando esa misma gente o esos empresarios se los cataloga de miserables, cuando no quieren pagar un impuesto. 

En Uruguay vivimos de frases y estereotipos hechos que nunca revisamos, los tenemos en la cabeza y así vamos por la vida. Sin embargo, se estima que en Estados Unidos un 30% de los individuos participa en alguna actividad de ayuda solidaria voluntaria, mientras que en Uruguay, el 10% lo hace. La Universidad de Harvard, se mantiene con un 40% de aportes de matriculas y un 60% de donaciones que recibe. Pero ellos son los materialistas y egoístas y nosotros somos el pueblo solidario.




Entonces, la Teletón mostró que: la solidaridad privada y voluntaria es mucho más efectiva que la pública y forzada. Que aún cuando el espíritu humano es el egoísmo, aun así, hay espacio para la solidaridad cuando hay garantía que los fondos no se pierden en saco roto como ocurre con los dineros que recauda el Estado. Que si hubiera menos cargas fiscales, seguramente habría más margen para ayudar en serio a obras como la Teletón, que se mueven con eficiencia.

¿El Uruguay hoy está preparado para poder salir adelante mediante estos mecanismos únicamente? Mi respuesta es NO. La cultura uruguaya sigue descansando en el Estado este tipo de cosas y como todo lo que pasa en manos del Estado, aparecen los intereses políticos, la burocracia, la falta de control y todo cae en  saco roto, pese a tener nombres que inducen a buenas intenciones como ser Desarrollo social, Solidaridad Profesional, Fondo de Solidaridad Intergeneracional, etc. etc. todos nombretes hermosos pero vacios de resultados efectivos.

En resumen, desde este lugar, apoyamos todas las causas como la Teletón y pensamos que el Uruguay será el país que fue hasta mitad de siglo pasado, si llegamos a que un ínfimo porcentaje de sus habitantes precisen del Estado para salir adelante. Como decia  Ronald Reagan: “Debemos medir el éxito de los programas sociales por la cantidad de personas que dejan de recibirlos, no por la cantidad de personas que son agregadas”.

Fuentes Consultadas: http://teleton.com.uy/ (imágenes) , Wikipedia, Columna del Dr. Sicardi en Busqueda.