.
Mostrando entradas con la etiqueta Uruguay. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Uruguay. Mostrar todas las entradas

El Fracaso del Estado Paternalista en Uruguay II


Habíamos visto en una primera entrega, como aquel Uruguay que era uno de los PBI/capita mas altos del mundo, bajo un Estado liberal, habia girado a un estado mas participativo, iniciando desde el Siglo XX, una lenta y prolongada decadencia. 

En 1947, a partir de la muerte de Tomas Berreta, Luis Batlle Berres asume la presidencia de la República, para llevar adelante, la etapa que se conoce como "neobatllismo" o "segundo Batllismo", en donde se afianzo el anhelo de “Estado Industrial” e introdujo el modelo ISI (Industria de Sustitucion de Importaciones), que básicamente consiste en, a través de barreras arancelarias, frenar las importaciones del exterior, para fomentar las industrias locales. Este modelo ha fracasado siempre. Solo le sirve a los empresarios prebendarios, a los políticos, a los sindicalistas y algunos trabajadores, con la excusa de darle trabajo a un grupo de ellos, se perjudica a la enorme mayoría haciéndoles pagar por productos, el doble, triple o mas de lo que valdrían importados, haciendo disminuir la capacidad de ahorro del consumidor y derivando por ello, en perjudicar a otros rubros de industrias que ven encarecidos sus costos y mermadas sus ventas.  

Las ideas que llevo adelante Luis Batlle Berres, dieron lugar a  fortalecer esos paquidermos que atrasan a Uruguay hasta hoy como lo fueron AMDET, ILPE, la nefasta Pluna, que hicieron perder millones a los uruguayos o como lo es la mas nefasta aun ANCAP, de las pocas empresas petroleras del mundo que pierde dinero, aún gozando de un monopolio legal . Sus ideas, fueron muy parecidas a las que tienen actuales gobernantes del Frente Amplio y son de las que hacen gran parte del clientelismo electoral del partido de gobierno, por lo que a veces uno se pregunta, cada vez que lo homenajean a Batlle Berres, no debería ser el Frente Amplio que lo haga y no, el Partido Colorado.



El discurso que dio Luis Batlle Berres al año de haber asumido como Presidente de la República, muestra su preferencia por el estatismo y su rechazo a la iniciativa privada y la libertad de comercio.

Decía Batlle Berres que había que hacer “ legislación amplia que atienda a los que sufren, aunque para ello tenga que quitar a los que tengan demasiado”, una frase que se parece mucho al “que paguen más los que tienen más” del Dr.Tabaré Vázquez, base moral del IRPF.

Continúa su discurso afirmando que “no estamos viviendo momentos de pobreza y penuria de los ricos, que cada día pretenden ser más ricos, sino que podemos estar viviendo dificultades de los pobres y es a ellos que debemos atender”, argumentos casi idénticos a los esgrimidos por el Frente Amplio para justificar sus “políticas sociales”, con nombres hermosos, pero carentes de resultados.

Pero lo más grave es su concepto sobre la libertad económica y el rol del empresario. Rechaza el libre mercado al que pretende sustituir por una “economía ordenada”, criticando a los que “reclaman libertad total de comerciar y producir (lo que) provoca protestas de las grandes masas que no se creen bien atendidas”.

Y además cree que es su “obligación constante …de vigilar la producción, precios y comercialización por parte del gobierno “del precio de la papa, del arroz, de la harina, del trigo …”, nada distinto a las políticas de precios maximos del Kirchenrismo en Argentina, que no contienen en nada la inflación y lo que ocurre en Venezuela con las consecuencias de escaces y miseria en ese pais.

Sin dudas que las ideas del batllismo triunfaron en Uruguay. No es de recibo las excusas de quienes lo veneran, justificándolo como "hombre de la época". En esa época y en anteriores, también existían las ideas de libertad de comercio, que habían traído prosperidad al Uruguay, a ser una tierra elegida por inmigrantes pero fueron dejadas de lado, para crear un Estado pesado, clientelista e insaciable y que nunca puede reducir los niveles de pobreza, mas allá de como las dibujen en las estadísticas, de ciclos mejores que otros, pero siempre en decadencia respecto al primer mundo, creando por un lado que los jóvenes pretendan en su mayoría ser empleados estatales, antes de emprender algo y una clase de empresarios prebendarios, preocupados en conseguir subsidios apoyando la candidatura de algún político o en fijar altos aranceles para “defender” sus pésimos productos, que en mejorar la calidad de los mismos y salir a venderlos al mundo. y para muestra de ello, es como a fines de 1953 (para poner fin a un conflicto sindical provocado por unos despidos en una empresa textil que había comprado maquinaria nueva), se prohibió la importación de maquinaria sin la previa autorización del Consejo de Gobierno, con el objetivo de “mantener las fuentes de trabajo”. Hoy, la Intendencia de Montevideo, el sindicato del taxi y los empresarios prebendarios que revolotean a su alrededor, quisieron prohibir el uso de Uber y de Easy Taxy bajo argumentos similares.

Como ven, todos los problemas que vemos hoy, vienen de mucho tiempo atras y tienen su genesis, en el desquiciado Estado Paternalista creado por el Primer Batllismo y reforzado por el Segundo Batllismo o el Neobatllismo.


Asi es  como el filosofo, periodista y economista estado unidense, Henry Hazlitt*, analizaba en 1969, a  Uruguay, como el Estado Benevolente Enloquecido. He aqui los extractos mas jugosos, para ver como problemas que hoy son de medio siglo, aun estan sin solucion.  En Junio de 2018, el Senador Frenteamplista Charles Carrera declaro (Ver Link) , que los problemas de Uruguay, vienen desde 1930, desde el Batllismo, compartimos lo dicho, solo que Carrera y los frente amplistas, creen que los problemas fueron por falta de Estado. Henry Hazlitt sin embargo, en 1969 advertia el inmenso Estado, el cual fue creciendo hasta cuando asumio en el poder en el Frente Amplio, con algun grado menor de bola de nieve en los gobiernos democraticos anteriores al FA, pero en un proceso de crecimiento. 


«El ejemplo más dramático de un país innecesariamente arruinado por una economía paternalista es Uruguay. He aquí a un país solo una tercera parte más grande que el estado de Wisconsin en los Estados Unidos, y con una población de casi 3 millones. Sin embargo, esa población es de predominante origen europeo, con un grado de alfabetización que se estima en cerca de 90 por ciento. Este país, alguna vez, se distinguió entre las naciones de América Latina por su alto nivel de vida y buena administración».

«Lo que tanto desanima del ejemplo de Uruguay es, no sólo que sus programas paternalistas persistieron, sino que se extremaron, a pesar de los muchos desastres que produjeron. Esta historia parece tan increíble que, en lugar de decirlo con mis propias palabras, prefiero presentarlo como una serie de impresiones, tomadas por observadores que han presenciado el caso a través de los últimos años».

«Ningún político puede esperar lograr una mayoría de votos promoviendo austeridad, trabajo intenso o cualquier sacrificio que implique la pérdida de sólo algunas de las «ventajas» del estado benevolente». **

«Me gustaría hacer aquí una pausa para hacer énfasis en este último párrafo, pues ilustra lo que quizá es el aspecto más fatal del estado paternalista en cualquier parte. Este es el que dice que una vez que un subsidio, pensión o pago de beneficio se extiende a un grupo, es inmediatamente considerado como «derecho». Y sin importar la crisis que afronta el presupuesto o la moneda, resulta «políticamente imposible» descontinuar o reducirlo. Encontraremos que esto se repite en las impresiones de Uruguay».

«Los incontables gastos del super estado benevolente (donde casi una quinta parte de la población depende de salarios del gobierno) y los ingresos inciertos de la economía ganadera y agrícola han dejado sus huellas. Hoy, Uruguay está bajo una severa presión financiera y fiscal».

«En muchas oficinas gubernamentales hay el doble de empleados públicos que de escritorios y sillas. La maña es llegar temprano al empleo para no tener que estar de pie durante las 4 a 6 horas de trabajo de que gozan los burócratas uruguayos».

«Es bastante común que empleados del gobierno se retiren, con goce de su último salario, a la edad de 45 años. Es igualmente común el percibir una pensión mientras se sostiene otro empleo, o tener empleo mientras se le paga salario por desempleo. Estos son algunos de los hechos de la vida en Uruguay una nación enloque­cida por el estado benefactor».

«Entre 40 y 45 por ciento de los 2.6 millones de personas en esta (en una lejana época) próspera nación, dependen, hoy en día, del gobierno para su mantenimiento total. Estos incluyen pensionistas jóvenes que no tienen problema alguno en ver que sus patrones los encuentren sobrando" en el trabajo y por lo tanto los despidan, de esa manera calificándose para grandes beneficios de retiro».

«Para mantener su imagen, el gobierno ha aumentado sus gastos, ha imprimido más dinero en billetes, y muy generosamente ha emitido grandes alzas de salarios, algunas tan altas que llegan a ser de 60 por ciento al año».

«Cuarenta por ciento del elemento laboral es empleado por el gobierno. Partidos políticos compiten para expandir una burocracia, ridículamente superpoblada, que sólo trabaja la semana de 30 horas».  

Recientemente, hubo una polémica entre el columnista Darwin Desbocatti y el ex Presidente Dr. Julio Maria Sanguinetti, en donde coincidimos con las apreciaciones de Darwin, en las que critico el Estado Industrial introducido por Luis Batlle Berres. Es imperdible esta polemica y mas alla de la investidura del Doctor Sanguinetti, creemos que los logros que le adjudica al Estado Industrial Batllista, son pocos, al lado de los perjuicios y de la falta de oportunidades. 



En una ultima parte, analizaremos, los tiempos mas modernos, cuando a partir del primer gobierno post-dictadura, Uruguay pudo tomar otro camino, pero prefirió, al influjo del Partido Colorado, ratificar el rumbo estatista, que dio pie a la tercera etapa de este proceso, que es el periodo del Frente Amplio, que para muchos, es una re-fundación del Uruguay y que para nosotros, es una tercera etapa del batllismo. 


Fuentes consultadas:
Wikipedia.
Blog Personal de Guillermo Sicardi 
http://webdehistoria.blogspot.com/

(28 de noviembre de 1894-9 de julio de 1993)1​ fue un filósofo y economista liberal estadounidense, y periodista del The Wall Street Journal, el New York Times, Newsweek y The American Mercury, entre otras publicaciones. Se le reconoce a Hazlitt el haber llevado la Escuela Austríaca de Economía a las audiencias de habla inglesa. Aqui el texto completo de "Uruguay, Estado Benevolente enloquecido"

** Hoy también. 


La confusión uruguaya






Foto: https://www.rionegro.com.ar/

Una vez alguien dijo que el Uruguay es un hermoso país, lastima que esta lleno de uruguayos. Otro dijo, que la mayoría de los uruguayos son buenos por separado pero que juntos se potencia todo lo malo. Me afilio mas a este pensamiento, porque mis compatriotas se adaptan en general a mercados exigentes. 

El uruguayo promedio tiene el marote confundido y no sabe a quién echarle la culpa de todo. Mejor dicho, si sabe a quien culpar , "a los rosados que fundieron al país", "a los frentistas que mantienen a los vagos", a Bonomi o a el Maestro Tabarez, lo que no sabe es como solucionarlos o cree que si no existiese ese culpable, la cosa se solucionaba.

Los mas jóvenes, creen que el país se saca adelante, a través de modelos "revolucionarios", que en donde ya se aplicaron (ejemplo Venezuela), la gente se raja porque no tiene para comer en serio, pero cree que eso va a funcionar en Uruguay, porque les dicen que en Venezuela no se aplico el verdadero socialismo porque los yankies se meten y no dejan, que el verdadero es el de Suecia, Noruega o que se yo donde, que cuando revisas, resulta que son países que tienen un grado alto de libertad económica, de lo cual reniegan quienes quieren tener ese modelo de país. En definitiva, quieren ser revolucionarios bolivarianos, producir como uruguayos, tener la calidad de vida y un estado que de servicios como el de Suecia y una educación como la de Finlandia, enseñando marxismo.   

Los mayores, creen tenerla mas clara. Anhelan volver a un país maravilloso en el que creen que crecieron y critican al gobierno por "no dar trabajo y mantener vagos", sin sentarse a pensar bajo que condiciones se sostenía ese trabajo, que precio pago la sociedad y en que derivaron, no importa, habían talleres de no se que cosa funcionando, no importa si era a costa de tener una economía en inflación, de endeudamiento, de creciente empleo publico, donde ya empezaban a incubarse los males que siguen hasta hoy y por tanto, quiere que se incentive para que se abran fabricas textiles, hacer championes para dar trabajo nacional y si se puede, que vuelva ONDA, AMDET, ILPE y todo eso que era bueno pero que se termino por la culpa de la maldita globalización. El uruguayo siempre es afín a la inmigración, pero ahora que la cosa no esta tan bien, empieza a ver al venezolano ese que se escapo de la "revolución", como alguien que le va a sacar el trabajo.  Si fuera por esta gente, todavía estabamos con  televisores blanco y negro. 

A los uruguayos nos preocupa mucho la inseguridad, pero nadie sabe como solucionar el tema o mejor dicho, cree que no se soluciona, porque nadie aplica la solución que tiene y explica cada vez que hay un episodio horrendo, en 140 caracteres en Twitter. Ahora que se pueden usar 280 caracteres, se explaya un poco mas. El uruguayo no sabe si pedir mano dura, cagar a palos hasta el que se roba una manzana, matarlos a todos, que vuelvan las botas, putea todo el tiempo a Bonomi o si perdonarlos a todos, hasta el que mata porque una pobre victima del capitalismo y que esto se arregla en un proceso de educación que lleva tiempo, al que "debemos primero una gran mesa de debate" y que después se nombrara comisiones de todos los partidos para llegar a acuerdos, que después no se ponen de acuerdo en nada. 


Caricatura: El Pais

La educación es otro gran tema que nos preocupa y el uruguayo quiere que Dios Estado la arregle, ¿Quien mas sino? Uruguay produce estudiantes absolutamente estatistas que después en las universidades se convierten en filósofos Marxistas y economistas Keynessianos, que salvo honrosas excepciones, que seguramente sean por influencia familiar, pueden desarrollarse profesionalmente que no sea en tareas que tengan que ver con el Estado, directa o indirectamente. El Uruguay está condenado educativamente, todos lo sabemos y la mayoría se niega a cambiarlo, porque de ultima,le  da miedo si un día las cosas funcionan mejor, alguien se la lleve toda. 

La misma gente que demanda cada vez mas estado, a la primera que puede se va a Miami y se trae el IPOD o al Chuy a traerse un surtido y esquivar los impuestos que quiere que paguen los demás. De Lunes a Viernes, pide impuestos y que el comerciante cumpla con todos. Se alegra cuando pescan a uno que estaba evadiendo. Después el Domingo, va a Tristan Narvaja a esquivar esos impuestos que pide. 

El uruguayo sabe que la educación y la salud publica esta funcionando como el orto, pero por alguna razón se siente más tranquilo si los pobres tienen todo lo público y expía sus culpas de todos los impuestos que evadió o simplemente no quiere que los pobres vivan tan bien como él, le encanta que él puede ir al Británico pero los demás están condenados al plan social y el hospital público o esperar 3 meses para tener un medico por el FONASA. Una disonancia cognitiva de novela, producida en serie en las escuelas y universidades públicas, fomentada por los políticos que dicen que la educación y la salud publica es excelente, pero que mandan a los hijos a la Católica y alguna mutualista privada. 

Si realmente la maraña de regulaciones e impuestos se cumpliera a rajatabla este país tendría ni 10% ni 20% de pobres, sino 80%. Si nadie pudiera coimear al inspector municipal y evadir un poco de acá y de allá, en Uruguay no invierte nadie. No habría un solo comercio abierto por ningún lado. Si se cumplieran estrictamente todos los impuestos que hay, la gente tendría que destinar el 80% de sus ingresos al estado y se irían a la mierda todos y estaríamos hablando de una situación calamitosa. Mientras tanto, el uruguayo putea al ferretero que vende 2 kg de clavo sin boleta y se quiere quedar con el IVA, mientras arranca para a la Feria de Piedras Blancas, a comprar mas barato, el televisor que le robaron al vecino, con el que se indigno tres días antes, cuando lo afanaron.

Foto: IMM

Al uruguayo promedio le contaron sobre el neo-liberalismo en el liceo, que el batllismo fue fantástico, que los trabajadores tenemos muchos derechos y en la tele los políticos le echan todas las culpas al mercado y se atribuyen todos los laureles a ellos -cuando es exactamente al revés- y el uruguayo se lo cree todo, aunque en realidad, todas esas protecciones, sirvan para tener un 10 % de desocupación y que la mayor aspiración sea irse a la mierda o en caso de querer quedarse, de entrar a laburar al estado y salvarse, que viene a ser como "el pase a Europa" de un jugador de fútbol y que toda esa protección, sirva para tener una jubilación de porquería. 

En definitiva el uruguayo promedio le tiene miedo a la libertad, porque aun cuando sepa que funciona en otros lados, piensa que es para esos lugares, menos para Uruguay, donde si pasase, 10 serian millonarios y 2.999.990 se morirían de hambre. "El uruguayo no quiere perder nunca" es una frase escuchada y cierta, pero si le dan el 0-0 firmado, no le molesta. El uruguayo insulta a UTE cuando se le corta la luz, cuando le viene la factura, se indigna cuando ve 5 funcionarios de la Intendencia haciendo el trabajo de uno, pero por nada del mundo, se te ocurra, plantear que los servicios los puedan dar ademas de los entes estatales, alguna empresa privada. Escucha dos veces "nos quieren llevar el patrimonio" y en 15 minutos aparecen 250.000 firmas para derogar cualquier intento por hacer lo que funciona en el mundo que esta mejor.  

En cualquier encuesta sobre la confianza que le produce tal sector, nunca la clase política supera el 30%. Sin embargo la misma gente, quiere que el Estado, integrado por gente que surge de la política y que en un 70% desconfía, controle, regule y tome  todas las decisiones económicas de este país y después que pasa todo eso y la cosa no mejora, se traga el verso de que las cosas salieron mal porque el estado estuvo ausente y hay que votar mejor para la próxima. 

En definitiva: ¿ Que puede salir mal de todo este batiburrillo?  

El Fracaso del Estado Paternalista en Uruguay: Genesis



En un ciclo de tres partes, buscaremos analizar las causas por las que consideramos que Uruguay, pese a ciclos económicos favorables, no llega a despegar y convertirse en lo que fue alguna vez.

Para ello es bueno ver como era la situación del país en el Siglo XIX y nos encontramos con un Estado de corte netamente Liberal a partir de la Constitución de 1830 y  a través de por ejemplo, La Ley Masini que liberó el mercado financiero, la Ley Villalba que estableció la libertad bancaria, se bajaron los aranceles, y se alentó la inversión privada. 

Los textos universitarios, los académicos, los políticos, basaban sus ideas en el liberalismo.

La férrea defensa del orismo y el rechazo a los monopolios legales son ejemplos de la institucionalidad que se construyó, lo cual constituyo a Uruguay en una tierra de oportunidades para inmigrantes , encontrándose Uruguay entre las de mayor PBI per Capita del mundo. 




Sin embargo, desde el golpe de Estado de 1875 y acentuado en el Siglo XX , Uruguay decide dejar de lado esos principios que lo habían hecho una nación prospera, para abrazar las ideas del Estado protector, que le fueron marcando una decadencia, lenta y paulatina. De ser uno de los 10 paises con mas PBI per capita del mundo, a lo largo de un siglo y medio, paso al puesto 58. De ser un país de oportunidades para inmigrantes, paso a tener dos grandes anhelos para el uruguayo hoy en día: ser empleado publico o irse.  Lo peor de esta cultura estatista, que la mayoría de la población, lejos de asignarle a los males, a la excesiva presencia del Estado, los asigna a la ausencia del mismo, todo esto inducido por quienes viven del mismo, que han hecho creer, a lo largo de la historia, lo imprescindible de ellos y que lo analizamos mas profundamente aquí.




Entonces, veamos las reformas introducidas por Jose Batlle y Ordóñez, durante su segunda presidencia, periodo conocido comúnmente como "Primer Batllismo" y que según quienes defienden al Batllismo, lo consideran como el Batllismo puro, original y el bueno, diferenciandolo del segundo (como si el segundo no tuviera matriz ideológica en el primero)



Actividad económica del Estado

El principio ideológico era que los servicios públicos esenciales debían estar en manos del Estado, ya que éste era el organismo representativo de la sociedad, es decir, de todas las clases sociales, y estaba por encima de sus disputas. El Estado debía intervenir donde el capital privado fuera indeciso o temiera perder dinero, porque no estaba guiado por el afán de lucro sino de servicio público; el Estado debía sustituir a las empresas extranjeras que se llevaban la ganancia fuera de fronteras debilitando así el país, creando mounstros que hasta hoy día soporta el contribuyente uruguayo, bajo falacias como "Cada uruguayo tiene un banco", cuando no tiene ningún banco, ninguna empresa ni nada, solo banca las perdidas de ellas, en beneficio de los políticos y empleados públicos de turno.

- Estabilización en 1911 del Banco de la República Oriental del Uruguay
Estabilización en 1913, del Banco Hipotecario del Uruguay
- Creación en 1911 del Banco de Seguros del Estado 
- Creación en 1915 la Administración de Ferrocarriles del Estado 

Fíjense que Uruguay un siglo después, estuvo buscando inversores chinos para que vengan a invertir y hacerse cargo de AFE, lo que demuestra de lo malo que fue nacionalizar lo que ya había, que nos hacen un siglo después, buscar lo que ya teníamos.


Foto: Observador

La creación de estos primeros paquidermos, fue pie fundamental para  iniciar una cultura estatista y un sueño de empleo publico como deseo del uruguayo medio hasta hoy día, creando empresas ineficientes la mayor parte del tiempo o cuando dan resultados económicos, lejos de recaer en el usuario en reducción de tarifas , simplemente va a Rentas Generales, para tapar agujeros de despilfarros de algún otro ente.

Para muestra basta un botón. La revista PRO-Universitarios publicó recientemente un estudio sobre el Perfil del Universitario uruguayo, con la asistencia técnica de Grupo Radar, en donde, cuando se les pregunta cuáles serían sus empresas favoritas para trabajar. La lista la encabeza Antel, el BPS, el BROU, Intendencia de Montevideo y luego continúa con Ferrere, MIDES, DGI, UDELAR, UTE y Montevideo Refrescos. De estas diez empresas, ocho son organismos estatales.
En el año 2010 el Banco Santander convocó al Primer Concurso de Emprendedores Universitarios. Había que presentar solamente un proyecto o idea de negocios. Grupos de hasta tres miembros, donde uno sólo tenía que ser estudiante universitario, tanto de universidades públicas como privadas. Se presentaron solamente 53 proyectos, de los cuales 15 cumplían con todos los requisitos.

Ese mismo año 2010 hubo un llamado para cubrir un cargo para mozo en el Palacio Legislativo, se presentaron 170.000 candidatos. Algo similar ocurre en cada llamado de la Intendencia de Montevideo. O sea, tenemos 53 emprendedores por cada 170.000 que aspiran a servir un café en el Palacio Legislativo. Exime de mayores comentarios, las consecuencias de esta cultura.

En una segunda parte de este informe, veremos los resultados de la profundización, que es a partir de la asunción de Luis Batlle Berres, en el periodo llamado como "Segundo Batllismo" o "Neobatllismo", donde se inicia el rumbo a la locura de un Estado enorme, indomable, hasta hoy.

Fuentes Consultadas: Wikipedia, Hernan Bonilla, Guillermo Sicardi. 
http://www.ggdc.net/maddison/maddison-project/data.htm

Conferencia "Uruguay: ¿hacia dónde vamos?


El pasado martes 19 de Agosto, asistimos a la Conferencia del Liderazgo del Uruguay, con el patrocinio de Global Peace Foundation (Fundación Paz Global),   al Diálogo: “Uruguay: ¿Hacia dónde vamos?”, que se llevado a cabo en el Auditórium del World Trade Center.
Los oradores fueron:

Lic. Juan Carlos Doyenart, Director de INTERCONSULT, profesor universitario

Ing. Ruperto Long, Ex Senador y Ministro del Tribunal de Cuentas

Dra. Ana Ribeiro, profesora de historia, historiadora y escritora

Moderador: Dr. Carlos Alvarez Cozzi, Catedrático universitario en Derecho

 He aqui alguno de los puntos que considero importante tocados en la misma:

BLOQUEOS DEL URUGUAY, SEGUN EL LICENCIADO JUAN CARLOS DOYENARD

El Licenciado Doyenard, hablo sobre lo que considera, son los bloqueos del Uruguay en la actualidad, con perspectivas al futuro. Indico con preocupacion, que el 66%, o sea, 2 de cada 3 uruguayos, creen que la riqueza no se debe de generar, sino de distribuir.


EL INGENIERO RUPERTO LONG, HABLO DE LA POSICION DE URUGUAY EN EL CONCIERTO INTERNACIONAL, A TRAVES DE DISTINTOS INDICADORES, ASI COMO SU EVOLUCION A LO LARGO DEL TIEMPO

Ranking Global GC.  Haciendo Click en la imagen, pueden ver el Ranking completo y haciendolo aqui, pueden ver en que posicion estaba Uruguay a fines de los 90, en el entorno de la posición 50.





Porcentajes de Nini en latinoamerica:


Evolucion  de Uruguay en el Indice de Desarrollo  y comparativa con un pais con el que estabamos cerca en 1991.  Haciendo click en la imagen, pueden ver mas datos sobre el informe del Indice de Desarrollo Humano.

http://hdr.undp.org/sites/default/files/hdr14-summary-es.pdf

Ranking Doing Bussiness, que marca la facilidad de hacer negocios en el Mundo, Uruguay ocupa el lugar 88 en el 2013. Llegando a estar 120 hace pocos años, ha tenido una leve evolucion, mas alla de haber estado en el puesto 50 hace 15 años. Haciendo Click en la imagen, pueden ver el informe completo


http://www.doingbusiness.org/data/exploreeconomies/uruguay/~/media/giawb/doing%20business/documents/profiles/country/URY.pdf?ver=2

La Conferencia del Liderazgo del Uruguay, con el patrocinio de Global Peace Foundation (Fundación Paz Global), tiene el agrado de invitarlo al Diálogo: “Uruguay: ¿Hacia dónde vamos?”, que se llevará a cabo el martes 19 de agosto entre las 19.00 y 21.00 horas, en el Auditórium del World Trade Center, Cdor. Luis Lecueder 3560, frente al Montevideo Shopping y sus estacionamientos. Los oradores serán:
  • Lic. Juan Carlos Doyenart, Director de INTERCONSULT, profesor universitario
  • Ing. Ruperto Long, Ex Senador y Ministro del Tribunal de Cuentas
  • Dra. Ana Ribeiro, profesora de historia, historiadora y escritora
  • Moderador: Dr. Carlos Alvarez Cozzi, Catedrático universitario en Derecho
- See more at: http://www.wtcmontevideo.com.uy/2014/07/20/conferencia-uruguay-hacia-donde-vamos-19-de-agosto/#sthash.U8pw8cad.dpuf
La Conferencia del Liderazgo del Uruguay, con el patrocinio de Global Peace Foundation (Fundación Paz Global), tiene el agrado de invitarlo al Diálogo: “Uruguay: ¿Hacia dónde vamos?”, que se llevará a cabo el martes 19 de agosto entre las 19.00 y 21.00 horas, en el Auditórium del World Trade Center, Cdor. Luis Lecueder 3560, frente al Montevideo Shopping y sus estacionamientos. Los oradores serán:
  • Lic. Juan Carlos Doyenart, Director de INTERCONSULT, profesor universitario
  • Ing. Ruperto Long, Ex Senador y Ministro del Tribunal de Cuentas
  • Dra. Ana Ribeiro, profesora de historia, historiadora y escritora
  • Moderador: Dr. Carlos Alvarez Cozzi, Catedrático universitario en Derecho
- See more at: http://www.wtcmontevideo.com.uy/2014/07/20/conferencia-uruguay-hacia-donde-vamos-19-de-agosto/#sthash.U8pw8cad.dpuf
La Conferencia del Liderazgo del Uruguay, con el patrocinio de Global Peace Foundation (Fundación Paz Global), tiene el agrado de invitarlo al Diálogo: “Uruguay: ¿Hacia dónde vamos?”, que se llevará a cabo el martes 19 de agosto entre las 19.00 y 21.00 horas, en el Auditórium del World Trade Center, Cdor. Luis Lecueder 3560, frente al Montevideo Shopping y sus estacionamientos. Los oradores serán:
  • Lic. Juan Carlos Doyenart, Director de INTERCONSULT, profesor universitario
  • Ing. Ruperto Long, Ex Senador y Ministro del Tribunal de Cuentas
  • Dra. Ana Ribeiro, profesora de historia, historiadora y escritora
  • Moderador: Dr. Carlos Alvarez Cozzi, Catedrático universitario en Derecho
- See more at: http://www.wtcmontevideo.com.uy/2014/07/20/conferencia-uruguay-hacia-donde-vamos-19-de-agosto/#sthash.U8pw8cad.dpuf